Sexo Anal: A veces la mejor entrada es por la puerta trasera

El sexo anal es una de esas prácticas que si te pica la curiosidad no te puedes perder por apenas unas pocas dudas o miedos. Para algunas personas el sexo anal les resulta muy placentero mientras que a otros no, algunos sienten curiosidad por él, mientras que para otros es un tema con el cual no se sienten para nada cómodos. Ten tu propio criterio y si te tienta la idea de probarlo, no dejes de hacerlo si tienes un compañero estable o con confianza suficiente para explorar ‘el lado oscuro’ del sexo. : )

A diferencia de la penetración vaginal, durante el sexo anal es importante que sepas, a la hora de probarlo, que el tejido del ano es muy frágil y que no es capaz de producir su propia lubricación, por esto es de suma importancia la lubricación soluble en agua. Existen una variedad de marcas disponibles en el mercado de lubricantes que pueden ser utilizados durante el acto sexual, ya que sin lubricación puede haber dolor, malestar y desgarro del tejido en el ano.

¿Quiénes lo practican?

Se encuentran una gran cantidad de sentimientos y percepciones sobre el tema, algunas consideran que sólo aquellos que se identifican como gays lo practican, pero eso no es cierto, este puede ser y es practicado por parejas homosexuales y heterosexuales.

Durante el coito anal, como con cualquier otro tipo de práctica sexual, la comodidad y la relajación así como ir despacio y parar si hay dolor o resistencia se consideran las cosas más importantes para una experiencia placentera. Se recomienda que la persona vacíe sus  intestinos antes de la penetración anal y que lave bien la zona antes y después del sexo anal para evitar sorpresas desagradables.

¿Qué riesgos existen?

A la hora de que lo pongas en práctica, debes saber que nunca debes poner el pene en la vagina después de haber estado en el ano sin cambiar el preservativo o lavar el pene primero, ya que las bacterias en el ano pueden causar infecciones vaginales.

De igual forma, después de que el pene ha estado en el ano, nunca debe ser insertado en la boca de tu pareja sin antes cambiar el preservativo o lavar el pene ya que pueden causar infecciones orales e intestinales de diversa gravedad.

Antes de involucrarte en esta práctica sexual, discútelo de antemano y llega a un acuerdo con tu pareja, para que de este modo ambos disfruten y no se pierdan lo placentero que es la práctica anal, y es que a veces la mejor entrada es por la puerta trasera queridos lectores.

Sexo Anal: A veces la mejor entrada es por la puerta trasera
5 (100%) 1 voto

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies