Esto es todo lo que necesitas saber sobre los potenciadores sexuales

Tener algún que otro gatillazo a lo largo de nuestra vida es normal, sin embargo, eso de la disfunción eréctil ya es otro cantar. De hecho, no es algo aislado, sino un problema que padecen entre el 12.1% y el 18.9% de los hombres de entre 25 y 70 años. Es un motivo de consulta más frecuente de lo que se podría pensar y muchas veces la solución termina en las populares pastillas azules o dicho de otra forma, en potenciadores sexuales. Esto es todo lo que debes saber sobre ellos.

¿Cuándo usarlos?

Los potenciadores sexuales se deben usar siempre y cuando el médico lo estime necesario. Nunca antes o después. Uno de los grandes problemas en la actualidad es que muchos hombres los usan de forma incorrecta para alargar su aguante lo cual es algo poco recomendable ya que estos medicamentos usados de forma indebida pueden acarrear efectos secundarios poco agradables, por tanto, úsalos solo cuando sea necesario y siguiendo las instrucciones de tu médico.

¿Siempre son necesarios los potenciadores sexuales?

En absoluto. Factores como el peso, el consumo de alcohol, el estrés o el tabaco pueden dar lugar a disfunciones eréctiles por lo que solo el médico podrá saber si los potenciadores sexuales son necesarios en tu situación y de qué manera recetártelos.

¿Cómo funcionan las pastillas?

Es cierto eso que dicen de que casi todos los hombres conocen las marcas de las pastillas más famosas para provocar erecciones: Viagra, Cialis o Levitra. Sin embargo, la mayoría desconoce cómo funcionan exactamente estas pastillas. Te lo explicamos.

Los medicamentos para tratar la impotencia lo que hacen es incrementar los niveles de óxido nitroso en el cuerpo relajando los músculos que se encuentran alrededor del pene y permitiendo un aumento del flujo sanguíneo en la zona de forma que pueda responder al deseo sexual.

Esta definición genérica de cómo funcionan estos medicamentos está muy bien aceptada aunque cada marca tiene sus propias particulares. Por ejemplo, las pastillas de Viagra y Levitra deben tomarse entre media hora y una hora antes de practicar el sexo y su duración puede rondar entre las 4 y las 5 horas.

Anafil, por su parte, permite reducir el tiempo de espera sin que sean necesarios más de 15 minutos o media hora para notar su acción. Eso sí, sus efectos son mucho más duraderos y se pueden alargar entre 6 y 12 horas. Cialis a diferencia de los anteriores medicamentos se puede usar muchísimo tiempo antes de que sus efectos sean precisos. Tomada a diario elimina los problemas de disfunción eréctil sin que sea necesario calcular el tiempo en el que se van a llevar a cabo las relaciones sexuales lo que resulta mucho más cómodo y flexible.

¿Solo en pastillas?

No, los potenciadores sexuales también se presentan en otros formatos como, por ejemplo en supositorios como es el caso de Alprostadil. Este supositorio se introduce directamente en la uretra y precisamente por esta razón resulta mucho más fuerte que cualquier píldora oral. En cualquier caso, no está aprobado en España y se usa de manera exclusiva a nivel hospitalario.

Otra forma de tratamiento para la disfunción eréctil es la inyección directa que se usaba en los hospitales sobre todo antes de los fármacos que ahora conocemos.  Eso sí, está en desuso porque su aplicación (una inyección en el pene) es mucho más engorrosa que la simple toma de una pastilla.

¿Y qué hay de los efectos secundarios?

Si bien es cierto que se trata de medicamentos bastante seguros si se usan como el médico los ha recetado, también pueden tener como consecuencia efectos secundarios en algunos hombres que, aunque de manera natural se arreglen con el paso del tiempo, es importante conocer. Estos efectos secundarios pueden incluir dolores de cabeza, mareos, sofocos, goteo de la nariz o dolor de espalda. En otros casos pueden ser muy peligrosos para hombres que tomen anticoagulantes, que hayan tenido problemas de corazón o presión arterial o algún accidente cerebrovascular.

Uno de los efectos secundarios más peligrosos es el de la popular erección que dura más de 4 horas y que parece que nunca se va a bajar aunque este no es un problema que derive del uso de estos medicamentos tal y como los ha recomendado el médico, sino del uso como ‘afrodisíaco’ e irregular por parte de algunos hombres.

Estos casos suelen estar protagonizados por hombres que acuden al ‘mercado negro’ a obtener estas pastillas para alargar la relación sexual. Al no ser usados de manera correcta, se puede llegar a esta situación tan desesperante para el hombre y que se trata de una reacción adversa que requiere una urgencia médica y que de no ser tratada inmediatamente puede dar lugar a disfunciones muy graves. Suponiendo, como suele pasar, que las pastillas no sean originales, las consecuencias aún pueden ser mucho peores.

Ahora que ya sabes todo sobre los potenciadores sexuales, estás listo para realizar una consulta a tu médico si crees que realmente pueden ayudarte.

Esto es todo lo que necesitas saber sobre los potenciadores sexuales
4 (80%) 1 voto

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies