Mindfulness para tener más y mejores orgasmos

Hoy en día existe la creencia de poder desarrollar el espíritu mediante el deseo carnal, algo que ya es contemplado en muchas tradiciones esotéricas, algunos ejemplos son el hinduismo y el budismo. Sin embargo, ¿puede ser considerado el orgasmo una forma de meditación? En cierto modo sí y es que el mindfulness es una práctica idónea para disfrutar al máximo de los orgasmos pues nos permite conectarnos con la experiencia y deleitarnos con cada una de las sensaciones y sentimientos que estén sucediendo.

El mindfulness puede ayudarnos a tener más y mejores orgasmos ya que es una práctica que consiste en estar presentes, no solo físicamente, sino centrados con toda nuestra atención, completamente conscientes. Conseguiremos una profunda conexión orgásmica, muchísimo más humana y mágica de lo que podamos imaginar.

La meditación sensual tiene como objetivo liberar al sexo de los lugares comunes y de la vergüenza que le rodea. La idea es utilizar el impulso más poderoso –el del orgasmo-, para permitirnos vivirlo desde una nueva perspectiva nunca antes considerada.

En la actualidad, los hombres son percibidos como una máquina para follar, nada más y nada menos que como un simple dildo. Los que pretenden los promotores de la meditación sensual es que el hombre conozca el ser de la mujer y su cuerpo de una forma mucho más holística. En este sentido, aprender a manejar el clítoris es un elemento sumamente importante.

Es muy común que nuestra mente esté invadida de pensamientos o ideas intrusivas, la sexualidad como mindfulness apuesta por un despertar de conciencia, cuerpo y mente presente, con una inmensa conexión y vitalidad.

La conexión plena con nuestra mente es un elemento tan importante que hasta se ha encontrado posible crear orgasmos únicamente con su poder. Sin ayuda manual, ni dildos. Es una forma de traer el placer a partir de uno mismo y de desahogar el deseo.

¿Provocar orgasmos únicamente con la mente? Sí, con el mindfulness

La práctica comienza con una meditación que se extiende emitiendo sonidos sexuales mientras se balancean las caderas con la pelvis presionada y se imagina una imaginaria luz roja alrededor del perineo.

Las técnicas de respiración son un elemento fundamental también. Es importante entender que el orgasmo no ocurre única y exclusivamente por la estimulación directa que reciben nuestros órganos genitales, sino que la mente tiene muchísimo que ver.

Lo importante es que nuestra mente se transforme en una aliada y esto lo hacemos dejando de lado las preocupaciones, los tabúes, miedos y la vergüenza; armas de doble filo cuando intentamos conseguir el clímax.

En términos generales, el mindfulness es una práctica que nos permite desligarnos de nuestro dialogo mental, focalizando nuestra atención solamente en la experiencia sexual, sin generar ansiedad ni ningún tipo de pensamiento.

En definitiva, es una práctica que nos permitirá poder relajarnos y disfrutar de forma satisfactoria durante el sexo.

Mindfulness para tener más y mejores orgasmos
4 (80%) 1 voto

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies