¿Cómo ejercitar los músculos de Kegel?

Incorporar los ejercicios de los músculos del piso pélvico en tu rutina diaria, también conocidos como los músculos de Kegel, te puede proporcionar geniales orgasmos y otros beneficios tales como  evitar la incontinencia urinaria. Te enseñamos cómo ejercitar los músculos de Kegel.

Los ejercicios de Kegel fortalecen tus músculos de la pelvis. Estos músculos se contraen y se relajan para alcanzar  el control del cierre y la apertura de tu vejiga.

Inicialmente fueron creados para tener control sobre la incontinencia urinaria de las mujeres después del parto. Sin embargo, luego se encontró que dichos ejercicios también pueden traer buenos resultados cuando se busca alcanzar un mayor placer sexual durante los encuentros íntimos.

¿Cómo puedes ejercitar los músculos de Kegel?

  • Inserta uno de tus dedos dentro de tu vagina e intenta palpar los músculos cercanos.

Vas a sentir que tu vagina se tensa y que el músculo pélvico se mueve hacia arriba.  Relaja ahora tus músculos y siente como el músculo pélvico vuelve a regresar a su posición inicial.

Otra opción que tienes es intentar al momento de orinar, detener el flujo de la orina para luego volver a dejarlo fluir. Si lo logras, vas a tener el movimiento básico ya identificado.

  • Concéntrate.

Para que mejores los resultados, concéntrate solo en tensionar los músculos pélvicos. No tenses ni tu abdomen, ni los muslos o pompas. También debes evitar contener la respiración, la idea es que respires normalmente mientras realices el ejercicio.

  • Perfecciona la técnica.

Una vez que ya hayas identificado tus músculos pélvicos, vacía tu vejiga y acuéstate o siéntate sobre una superficie plana.

Contrae los músculos de tu pelvis, mantente así por 5 segundos y después relaja por otros 5 segundos más.

Repite la serie entre cuatro o cinco veces. Continúa el ejercicio para que logres llegar a contraer hasta por 10 segundos y relajar por otros 10 segundos más.

  • Repite la rutina 3 veces al día

Intenta hacer 3 series con al menos 10 repeticiones diarias. Práctica hacerlo cuando estés haciendo actividades de forma automática, como ver televisión o hacer la comida, hasta puedes hacerlo estando sentada en tu oficina.

Ejercitar los músculos Kegel mejora tu respuesta orgásmica

Y es que tus músculos pélvicos rodean la apertura de tu vagina y se contraen de forma rítmica durante el orgasmo. Es por esto que ejercitarlos puede mejorar tu respuesta orgásmica. ¡Y los estudios científicos lo han demostrado!

Los estudios encontraron que existen efectos positivos a nivel físico y psicológico por tensionar los músculos pélvicos. Las mujeres que realizaron de forma regular ejercicios de Kegel reportaron tener mayores niveles de excitación sexual en comparación con el grupo de mujeres que no ejercitó.

¿Qué esperas? Empieza a hacer los ejercicios de Kegel, para que mejores tanto tu respuesta orgásmica, como para que evites a futuro la incontinencia urinaria.

¿Cómo ejercitar los músculos de Kegel?
5 (100%) 1 voto

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies