Así es la vida de los hombres con un pene de tamaño extra grande

1

Es cierto que la mayoría de las veces sobrestimamos algunos hechos. Por ejemplo, muchos hombres viven constantemente obsesionados por averiguar si su pene está dentro de la media llegando incluso a cometer el error de preguntar a toda pareja con la que se acuestan ‘qué le ha parecido su tamaño’ De entre estos chicos, un buen porcentaje desearía tener un pene de tamaño extra grande pero, ¿son todo ventajas? ¿Es tener un pene de este tamaño como muchos lo imaginan?

Pues no. Según las historias que hemos podido leer sobre personas famosas que tienen penes tamaño XXL, no todo son ventajas y tampoco tener un miembro de este tamaño resulta tan divertido como parece. La media de los penes en erección es de entre 11.4 y 16 centímetros. Cuando un pene supera los 20 centímetros en erección ya estamos hablando de un pene XXL.

Historias varias para comprender mejor el panorama

Algunas de las historias que hemos podido conocer y que se publicaron originalmente en Men’s Health nos cuentan cosas muy curiosas: desde problemas para montar en bici hasta problemas para tener relaciones sexuales.

El caso más extremo es el de Tood, un varón de 36 años que en su primer encuentro sexual le rompió un quiste ovárico a su pareja. No suena a una historia muy placentera, ¿verdad? Al menos no de esas de las que uno usaría para recordar con orgullo.

Dar un paseo también puede convertirse en una tortura porque el roce constante hace que al final el dolor no permita centrarse en el placer del viaje. Algo que también debe ser desagradable.

Y es que un pene de este tamaño no puede esconderse fácilmente por lo que el uso de la ropa también debe estar muy estudiado. A la hora de tener relaciones sexuales, el uso del condón suele ser otro dilema porque en el caso de estos hombres con penes extra grandes, no llega a cubrir sino una parte del miembro. A veces solo la mitad y hay que estarlo agarrando constantemente para que no se caiga.

Las relaciones sexuales en sí también pueden volverse una condena, tanto para él como para ella que tiene que controlar siempre ‘hasta donde’ para no sentir dolor lo que puede ser una ‘cortada de rollo’ poco conveniente.

El sexo oral parece que también es un problema: es complicado que se llegue a abarcar con la boca todo el tamaño del pene y a veces el grosor del mismo hace imposible que se pueda realizar una felación en condiciones.

Ahora, después de leer estas historias, no parece una buena idea lo de tener un pene XXL, ¿verdad? Visto lo visto está claro que con entrar en la media es más que suficiente y si acaso no, no te preocupes, sabiendo usar bien las herramientas que tienes, puedes ser mejor amante que cualquiera.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies